feb. 01
Todo lo que debes saber sobre la nueva ley del patinete eléctrico

SEGURIDAD VIAL

El uso del patinete eléctrico, un transporte urbano que adquiere carácter de ley a partir del 2 de enero de 2021.

De un tiempo a esta parte hemos observado la proliferación de patinetes eléctricos, sobre todo en las grandes ciudades. Lo que al principio parecía una moda, vemos que no es así, el patinete eléctrico ha llegado para quedarse.

Al tratarse de un transporte fácil de usar, económico, que apenas contamina y cómodo de aparcar, hace que sea un transporte urbano unipersonal, para desplazarse al lugar de trabajo.

El inconveniente que presentaba el patinete eléctrico era que, al compartir los espacios urbanos, con peatones y con vehículos como furgonetas, motocicletas, automóviles, bicicletas, etc. y no disponer de una regulación que detallara, por dónde, cómo y a qué velocidad debían circular, creó situaciones un tanto polémicas entre los usuarios y los agentes del orden público, aumentando el número de accidentes en los espacios urbanos, y como resultado aumentando los accidentes In Itinere.

Por todo ello y con el objetivo de velar por la seguridad vial y disminuir la siniestralidad en entornos urbanos, la Dirección General de Tráfico promovió la necesidad de modificar la normativa en política de movilidad y de unificar criterios de circulación, que hasta enero de 2021 estaba en manos de los municipios.

Con el fin de subsanar el vacío legal del uso de patinetes y bicicletas eléctricas, se publicó el 11 de Noviembre de 2020 en el BOE el Real Decreto 970/2020, donde se reflejan entre otras mejoras, las instrucciones y normativas sobre el manejo de patinetes eléctricos que adquieren carácter de ley a partir del 2 de enero de 2021, regulando a través del Reglamento General de Circulación y del Reglamento General de Vehículos, los requisitos y condiciones de los Vehículos de Movilidad Personal, donde por definición están incluidos los patinetes  y bicicletas eléctricos.

A continuación, se indican los puntos más relevantes del Real Decreto 970/2020, centrados en el uso del patinete eléctrico.

  • El patinete eléctrico como Vehículo de Movilidad Personal (VMP)

    En este Real Decreto se detalla la definición de Vehículo de Movilidad Personal, donde están incluidos los patinetes y bicicletas eléctricos, y excluidos los vehículos para personas con movilidad reducida. Se denomina VMP, al vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima entre 6 y 25 km/h. Sólo pueden estar equipados con un asiento o sillín si están dotados de sistema de autoequilibrado.

    Si un patinete eléctrico circulara a una velocidad mayor de 25 km/h, no estaría considerado VMP, sería otro tipo de vehículo que se regiría por otra normativa de circulación.
​El patinete eléctrico, tiene que cumplir las normas de circulación y además tiene las siguientes prohibiciones:
​​
  • Circular por las aceras y por las zonas peatonales, de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación.

  • Estacionar en la acera.

  • Circular por travesías, vías interurbanas y autopistas y autovías que transcurran dentro de las poblaciones. Así, como la circulación de estos vehículos en túneles urbanos.
    ​​​​​​​
  • Utilizar el patinete eléctrico haciendo uso manual del teléfono móvil o de cualquier otro sistema de comunicación.

  • Conducir usando cascos o auriculares conectado s a aparatos receptores o reproductores de sonido.

  • Transportar pasajeros, es un medio de transporte para una única persona.
  • Consumir drogas o alcohol, los usuarios de Vehículos de Movilidad Personal, ​pueden ser sometidos a la prueba de alcoholemia y de drogas.​​
Si es usuario de patinete eléctrico por su seguridad se recomienda las siguientes medidas preventivas:

  • El uso de casco no es obligatorio, pero sí muy recomendable, de hecho, algunas ciudades, entienden que es necesario y así lo reflejan en sus Ordenanzas Municipales.

  • Utilizar protecciones, como coderas, rodilleras y guantes. Y conducir con un calzado que proteja bien el pie, en caso de caída.
  • Al dirigirse a trabajar, al tratarse de un trayecto habitual, elegir siempre el mismo itinerario y el que presente menos peligros, si se conoce la ruta, disminuirá la posibilidad de caídas o imprevistos.

  • Realizar mantenimiento, revisando los frenos, ruedas y luces.
     
  • La contratación de un seguro como medida de protección personal y de terceros, en caso de accidente provocado por el patinete, es el usuario de éste, quien asume las indemnizaciones por los daños causados.
     
  • Llevar chaleco reflectante, a la hora de circular es muy importante ser visto por otros vehículos y sobre todo de noche, al margen de llevar un sistema de luces que es obligatorio.

Por otro lado, los VMP, requerirán para poder circular el Certificado de Circulación, que garantice el cumplimiento de los requisitos técnicos exigibles por la normativa nacional e internacional recogidos en su manual de características, así como su identificación, pero no se aplicará hasta pasados veinticuatro meses de la publicación del manual de características de los VMP en el Boletín Oficial del Estado.

Sanciones que se aplican en función de los comportamientos indebidos que realicen los usuarios de patinetes eléctricos son:

  • Alcohol y drogas. Tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas, en caso de sobrepasar las tasas de alcohol 500 o 1.000 €. en función de la tasa, o en caso de que haya presencia de drogas en el organismo del conductor 1.000 €.​​​​​

  • Uso de teléfono móvil mientras conduce, la sanción es de 200 €.         

            (Artículo 18.2 del RGC).

  • Auriculares, en caso de ser detectado su uso, se les denunciará con 200 €. (Artículo 18.2 del RGC).

  • Casco, por ahora su uso no es obligatorio, a excepción de que, en algunas ciudades, así lo estimen necesario, reflejándolo en sus Ordenanzas Municipales, se sancionará con 200 €. (Art. 118.1 del RGC).

  • Circular por aceras y zonas peatonales, siendo sancionable con 200 €.
     
  • Cuando se realice conducción nocturna, sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes, se considerará conducción negligente ya que el usuario debe ser visto por el resto de los conductores. La sanción correspondiente es de 200 €. (Artículo 3.1 del RGC).

  • Un único conductor, por lo que la circulación de dos personas en VMP es sancionable con 100 €. de multa (Artículo 9.1.5.E del RGC).

El patinete eléctrico (VMP) es un vehículo que no presenta protecciones físicas que salvaguarden al conductor, por lo que es importante a la hora de circular, extremar las precauciones, respetar las normas de circulación y seguir las recomendaciones anteriormente indicadas, con todo ello, se contribuirá a una mayor seguridad vial que hará que disminuyan los accidentes In Itinere.

Le recordamos que tiene a su disposición en la página de Actividades Preventivas de MAZ ​los carteles con las prohibiciones y medidas preventivas.​

Dolores Lahiguera Mena
Técnico Superior Prevención de Riesgos Laborales
Licenciada Ciencias Biológicas

Área de Actividades Preventivas de Mutua MAZ


P.D. La fuente de información tomada para elaborar este artículo ha sido obtenida del Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación y de www.dgt.es, una nota de prensa publicada el 4 de diciembre 2020.

Imágenes utilizadas de Autor desconocido está bajo licencia CC BYNC

 


Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.