feb. 06
Certificación Obligatoria para Patinetes Eléctricos

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha establecido una nueva normativa que afecta a los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), incluyendo los patinetes eléctricos. A partir del 22 de enero de 2024, todos los VMP que salgan al mercado deben contar con un Certificado de Circulación.

​¿POR QUÉ LA CERTIFICACIÓN?

La DGT busca garantizar la seguridad vial tanto para los conductores de VMP como para otros usuarios de la vía. El certificado asegura que los patinetes eléctricos cumplen con los requisitos técnicos establecidos en el manual de características, tanto a nivel nacional como internacional.

​¿QUÉ ES UN VMP?

Según el Reglamento General de Vehículos, un VMP​ es un vehículo con una o más ruedas, propulsado exclusivamente por motores eléctricos, con una velocidad máxima de diseño entre 6 y 25 km/h. Estos vehículos solo pueden tener una única plaza y, si están equipados con sistemas de autoequilibrado, pueden contar con un asiento o sillín. Además, está prohibido circular con ellos por travesías, vías interurbanas, autopistas, túneles urbanos y aceras en ámbito urbano.

​¿QUÉ PASA CON LOS PATINETES SIN CERTIFICACIÓN?

Si ya tienes un patinete eléctrico sin certificación adquirido antes del 22 de enero de 2024, podrás seguir utilizándolo hasta el 22 de enero de 2027. Sin embargo, a partir de esa fecha, solo podrán circular si cuentan con una certificación emitida por una autoridad competente, para ello el usuario debe buscará un laboratorio autorizado que realice las pruebas y comprobaciones para conseguir dicho documento.

​CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS OBLIGATORIAS PARA PATINETES ELÉCTRICOS CLASIFICADOS COMO VMP

Si estás pensando en adquirir un patinete eléctrico, es importante conocer las características técnicas que deben cumplir según la normativa. Aquí te presentamos los requisitos clave:

  1. ​Velocidad Limitada: Los patinetes eléctricos no pueden circular a más de 25 km/h. Además, deben contar con sistemas antimanipulación para evitar modificaciones en la velocidad y la potencia. La velocidad actual y el nivel de batería deben ser visibles para el usuario.
  2. Sistema de Frenado: Deben disponer de dos frenos independientes. Si el vehículo tiene más de 2 ruedas, también debe contar con freno de estacionamiento.
  3. Visibilidad Mejorada: Para aumentar la visibilidad, los patinetes deben tener catadióptricos frontales (blancos), laterales (blancos o amarillos) y traseros (rojos). La luz de freno debe estar diferenciada o combinada con la luz trasera.
  4. Estabilización en Aparcamiento: El patinete eléctrico debe contar con un sistema de estabilización, como una pata de cabra lateral o un caballete central, mientras está aparcado.
  5. Ruedas Adecuadas: Las ruedas deben tener un diámetro mínimo de 203,2 mm y una superficie rugosa para un mejor agarre al firme.
  6. Seguridad al Plegar: Al plegar el patinete, debe contar con un doble sistema de seguridad para evitar aperturas involuntarias.
  7. Marcaje Claro: Los patinetes deben tener un marcaje de fábrica único, permanente y legible. Este marcaje debe incluir información sobre la velocidad máxima, número de serie, número de certificado, año de construcción, marca, modelo y portaidentificador (en la parte trasera del patinete, debe haber un espacio para llevar una identificación o registro).

El uso de patinetes eléctricos, aunque práctico, conlleva riesgos. Al carecer de protecciones físicas, los conductores deben extremar las precauciones y cumplir las normas de circulación. Recordemos que los comportamientos indebidos pueden resultar en sanciones económicas, que oscilan entre 100 y 1.000 euros. El Certificado de Conducción es esencial para garantizar la segurid​ad vial y reducir los accidentes in itinere.​​

En resumen, si eres usuario de patinete eléctrico, ¡conduce con responsabilidad y obtén tu certificación!


FUENTE: DGT.ES

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.