jun. 21
MAZ reduce su huella de carbono casi en un 50% en 2021

Con la implantación en 2017 de la norma ISO 50001 con el fin de reducir el consumo energético, Mutua MAZ registra cada año la huella de carbono con el compromiso de reducirla para año. En 2021 con la implantación de energías renovables en el hospital, la instalación de placas fotovoltaicas y una caldera de Biomasa, así como el compromiso de consumir energía de origen renovable de toda la organización ha hecho que consigamos una reducción de la huella del carbono de casi el 50%.

Estos resultados se han registrado en la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) para el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono, que se creó para recoger los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad. En Maz realizamos el registro por primera vez el año pasado y mantenemos los compromisos de reducción hasta el año 2024.

Los resultados han sido una disminución de las emisiones directas en 2021 de 347, 30 t de CO2e versus 382,85 en 2020 y una muy significativa disminución de las emisiones indirectas por energía comprada en 2021 de 0,44 tCO2e contra los 335,9 emitidas en 2020, debido a que la electricidad que consumimos tiene certificado de origen renovable. Por ello, sumando las dos emisiones en 2021 se emitió 347,74 t CO2e menos de la mitad de lo emitido en 2020 que fueron 718.75 tCO2e. Esto ha supuesto la reducción del 50 % de la huella de carbono generada por la Entidad en un año.

El compromiso de MAZ con el medio ambiente se impulsó en 2016, dentro de su política de compromiso social y mejora continua, promovió la implantación de la eficiencia energética para su amplia red de centros, que abarca la gestión de los 87 centros administrativos y asistenciales y un hospital de 100 camas en Zaragoza. Basándose en los procesos que indica la norma ISO50001 en MAZ se identificaron varias acciones con objeto de mantener y mejorar un sistema de gestión de energía dentro de la organización.  Se analizó el uso de su energía y estableció un plan de implantación a desarrollar en los siguientes ejercicios, por lo que obtuvo la certificación ISO50001 en 2017. Además del control de consumos continuos, en la mutua se ha desarrollado proyectos que mejoran la eficiencia energética allí donde se detecta que aparecen oportunidades rentables para ello y ha realizado acciones de sensibilización sobre este “interés energético" dentro de la organización, no acotándose únicamente a la energía empleada en los edificios sino en todos los aspectos posibles del día a día. 

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.