may. 25
Rompiendo barreras para la mejora anímica de nuestros pacientes

Si hace unos dos años, coincidiendo con el inicio de la pandemia, comenzamos el protocolo “Paseos que curan" y rompimos las barreras que suponen los límites físicos de la UCI, permitiendo la salida de los pacientes de esta unidad al exterior, dentro de un entorno controlado, hace unos días derribamos un muro más, y logramos lo que hasta hace poco parecía imposible: que una paciente ingresada en la UCI pudiera reencontrarse con su animal de compañía. 

Y es que no debemos olvidar que para muchas personas, sus animales no son meras mascotas, sino verdaderos miembros de la familia.

El reencuentro con “Budy" supuso para Encarnación un verdadero empujón anímico, muy necesario tras más de un mes ingresada en nuestra unidad. Y ver la alegría en su rostro, supuso esa misma sensación para nosotros, confirmando que seguimos en el camino correcto.

Como siempre, estos avances sólo pueden ser posibles gracias al trabajo y disposición de todo el personal de la UCI, así como del resto del hospital (celadores, mantenimiento, dirección, limpieza, etc.). 

Si quieres conocer algo más la iniciativa “Paseos que curan", pincha en este enlace.

Servicio de Medicina Intensiva, Hospital MAZ.​

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.