mar. 25
Primeros auxilios para heridas

​​​Un corte, una caída o cualquier pequeño accidente pueden provocar una herida. Para evitar infecciones o una mala cicatrización, es indispensable tratarla bien. Los síntomas más habituales son dolor, visible sangrado y separación de los bordes de la piel.

Importante: debemos acudir al médico en caso de que el sangrado no pare, la herida sea causada por un animal o una quemadura o afecte a cara, cuello o genitales.​

Aquí dejamos una serie de consejos prácticos para tratar pequeñas heridas.

ADULTOS

Evitar el contacto con la sangre evitará la infección. Antes de tratar la herida es fundamental lavarse las manos.

Lo importante es detener la hemorragia. Tapar y comprimir la herida con una gasa o con material limpio que no suelte pelusa.

Limpiar la herida con agua corriente y fresca o con suero fisiológico si se dispone de él.

Secar la piel de alrededor de la herida sin tocarla.

Desinfectar con un antiséptico. Al limpiar la herida debemos hacerlo en círculos, de interior a exterior para expulsar posibles cuerpos extraños.

Tapar la herida con una gasa y esparadrapo para fijar el apósito y evitar rozaduras y nuevos sangrados.

Nunca utilizar sobre la herida alcohol, productos mercuriales, algodón, papel o pomadas sin aprobación de un especialista.

No frotar la herida para quitar la suciedad, cauterizar la herida o apretar el vendaje en exceso.

NIÑOS

Poca sangre: lavar la zona con agua y secar la herida con gasa con pequeños toques, de dentro hacia fuera y una vez seca, aplicar un antiséptico y cubrir con una banda adhesiva esterilizada.

Mucha sangre: lavar cuidadosamente con agua, presionar de manera directa y uniforme sobre la zona durante unos cinco minutos con gasa o pañuelo limpio.

Si se puede, elevar la parte del cuerpo sangrando a un nivel superior a su corazón.

Si hay objetos clavados, no retirarlos por si están taponando la herida. ​

Más información sobre heridas en MAZ Salud.​​

  ​

Imagen: Foto de dedo pulgar creado por shayne_ch13 - ​www.freepik.es

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.